martes, 29 de julio de 2014

12 claves para la próxima temporada de los Seahawks



Por fin se ve luz al final del túnel de la interminable off season. A pocos días de la disputa de los partidos de pretemporada y a casi un mes del comienzo de la temporada, ya se respira el ambiente de football puro y duro.

Haciendo honor a aquello de que somos el 12th man, voy a hacer un repaso a los 12 aspectos que, como aficionado a los Seahawks, considero más importantes para la próxima temporada. Son consideraciones sobre jugadores o aspectos del juego a los que personalmente estaré muy atento este año. Son mis 12 claves para el éxito.

1.- Mentalidad
El año pasado se consiguió el principal objetivo: ser campeones de la Super Bowl. Por tanto este año toca defensa de título. En estos casos, la mentalidad del equipo es fundamental. ¿Nos conformamos o queremos más campeonatos? Está claro que este grupo quiere marcar una época. La mentalidad es totalmente ganadora. Pete Carroll está haciendo un trabajo de concienciación importante. Se sigue con esa mentalidad del día a día, partido a partido y mejora continua. Me gusta.


2.- Cambios en la plantilla. Equipo joven
En la off season ha habido mucho movimiento en la plantilla. Básicamente muchas bajas. Esto ha sido debido, en buena parte, a la necesidad de crear espacio salarial para renovaciones importantes como las de Michael Bennett, Earl Thomas y Richard Sherman y para preparar otras futuras como la de Russell Wilson. Se ha tenido que cortar o no renovar a diversos jugadores que aportaban veteranía y experiencia tales como Red Byant, Chris Clemons, Brandon Browner, Michael Robinson, etc. Esto hace que la plantilla sea más joven todavía. Esto puede ser un arma de doble filo ya que a corto plazo podría hacer que el equipo notara falta de experiencia. Sin embargo en este caso creo que hay que mirarlo como algo muy positivo porque, a pesar de dicha juventud, esta plantilla ya lleva unos años consiguiendo cosas importantes (balances de temporada positivos, play off y una superbowl). Además posee una serie de jugadores que claramente son los líderes del equipo (Wilson, Sherman, Thomas, Unger) que lo empujan y lo mantienen siempre en un alto nivel de exigencia. Plantilla joven pero con tablas.

3.- Marshawn Lynch
A fecha de hoy, es uno de los dolores de cabeza para Carroll y compañía. O al menos en teoría. Lynch no está acudiendo a los entrenamientos que se están realizando actualmente. De hecho se ha perdido todas las sesiones que han tenido lugar hasta la fecha. El motivo es que desea una mejora del contrato de 31 millones de dólares por cuatro años que firmó hace dos. Parece ser que las renovaciones de diversos jugadores de la plantilla y del resto de equipos de la NFL (y especialmente el caso reciente de Jamaal Charles) ha hecho que Lynch exija una reestructuración de su contrato y presione de esta forma. Tanto el general manager John Schneider como el entrenador Pete Carroll han declarado que Lynch debe ceñirse a lo firmado en su día y,  por lo que parece, los Seahawks no están muy por la labor de renegociar. Los mensajes que se lanzan a nivel del staff técnico como del resto de jugadores de la plantilla son claros: se desea el regreso de Lynch pero se confía mucho en sus back ups (Robert Turbin y Christine Michael). Es decir, hay vida después de Lynch. Personalmente creo que al final Lynch volverá a la plantilla. Lo que no tengo tan claro es a qué nivel. Ya sabemos todos lo anárquico que es este jugador. Es impredecible saber cómo afectará este tema a su rendimiento en el campo. Habrá que estar atento al nivel del Beast Mode.

4.- Rusell Wilson
El canalizador del juego de ataque que ha sido capaz de guiar al equipo hacia la Super Bowl en su segundo año como profesional. QB de pequeña estatura pero muy inteligente y con gran movilidad fuera del pocket (lectura obligada en gran artículo al respecto de Rubén Ibeas en este mismo blog). Gran personalidad dentro y fuera del campo. Durante toda la offseason y durante los primeros días de entrenamientos de pretemporada, Wilson está dando una imagen de seriedad, liderazgo y ambición que hace pensar que tenemos líder de ataque para rato. Veo en él la prolongación de Pete Carroll en el campo. Estoy convencido que hará un buen año y tendrá una mejora de contrato merecida.

5.- Cuerpo de receptores
El año pasado se criticó mucho el juego de recepción de los Seahawks. Se decía que era el punto débil del ataque. Sinceramente opino que el cuerpo de receptores no era de los más destacados ni estelares de la NFL pero tenía una cosa muy positiva: sus jugadores aparecían en los momentos más importantes. No hay grandes números ni estadísticas estratosféricas pero sí muchas jugadas en momentos determinantes. Ha habido dos bajas significativas: Golden Tate (no renovado y fichado por los Lions) y Sidney Rice (recientemente retirado voluntariamente por historial de lesiones). En un principio, el juego volverá a recaer a en Doug Baldwin y Jermaine Kearse reforzados con Percy Harvin. Aquí es donde veo la clave. Si a Harvin le respetan las lesiones, el juego de recepción subirá muchos enteros. El año pasado Percy demostró lo qué es capaz de hacer si está sano (a la Super Bowl me remito). Hay algún back up interesante como Ricardo Lockette y tengo muchas ganas de ver cómo funcionan los rookies: Paul Richardson (de Colorado) y Kevin Norwood (de Alabama). Por lo tanto tenemos un grupo de receptores muy joven en los que Wilson tiene mucha confianza y creo que con mucho margen de mejora. Para mí este año el juego de ataque variará con respecto al anterior teniendo en cuenta a estos jugadores y sobre todo si Lynch baja su nivel por todo lo anteriormente comentado. Creo que se verá más juego aéreo. Ya veremos.

6.- La secundaria
Sin duda alguna es el aspecto más destacado y con lo que más se identifica a esta plantilla. La Legion of Boom. Comandada principalmente por Richard Sherman (CB) y Earl Thomas (FS). Desde mi punto de vista, son los dos mejores en su posición. Pero no hay que olvidar al tercero en discordia: Kam Chancellor, el SS que hizo unos playoffs espectaculares y una Super Bowl de libro (para mí debería haber sido el MVP de la final). El punto a destacar este año en la secundaria es el cambio de jugador en la posición de CB por el flanco derecho. Los titulares Brandon Browner y Walter Thurmond se marcharon en la agencia libre a New England Patriots y New York Giants, respectivamente. Como titular queda Byron Maxwell que ya respondió muy bien el año pasado en los últimos partidos de la temporada y en la Super Bowl. Por tanto, aunque la LOB original haya sufrido un cambio aquí también estoy convencido de que su repercusión no será notable. El nivel altísimo de juego y compenetración de la secundaria es tal que creo que seguirá siendo igual de dominadora que durante las últimas campañas.

 7.- El papel de los Tight Ends
Uno de los aspectos del juego de ataque que echo más a faltar es el juego de recepción a nivel de TE. Yo soy de los que opinan que los TE son una válvula de escape en situaciones comprometidas. Suelen garantizar un pase más o menos sencillo debido a que sus rutas no son profundas. De acuerdo que normalmente se que ganan pocas yardas por jugada pero…se ganan. En la red zone son vitales. No sé porqué pero Carroll no utiliza mucho a los TE para este tipo de juego (al menos no tanto como yo desearía). Prefiere utilizarlos en funciones de bloqueo. Supongo que este año seguirá con la misma tónica. Para mí es una lástima, ya que creo que tenemos por lo menos tres jugadores en esa posición con el físico, atleticismo y manos para ello: Zach Miller, Luke Wilson y Anthony McCoy.

8.- La línea ofensiva
Proteger a Wilson y abrir huecos para la carrera en una división donde las líneas defensivas son de un nivel muy elevado, es una necesidad imperiosa. En un principio el equipo titular será el habitual: Russell Okung (LT), James Carpenter (LG), Max Unger (C), Stephen Schilling (RG) y…ahí está la cuestión. La marcha de Giacomini a los Jets deja abierta la lucha por el puesto de RT. Y aquí es donde aparece uno de los jugadores que está destacando, según la prensa de Seattle, en los training camps: Justin Britt. Es un rookie procedente de Mizzou. Según las declaraciones de Pete Carroll, Justin está destacando especialmente en el juego de bloqueo para la carrera, pero necesita mejorar en la protección del pase.

9.- Los rookies
Como ya nos tienen acostumbrados Schneider y Carroll, el draft de este año se ha basado en una selección de jugadores de un perfil medio-bajo pero con gran versatilidad y atleticismo, gran margen de mejora y un grado de compromiso destacable. Es el típico draft que si lo hiciera otro equipo se calificaría como deficiente, pero en el caso de los Seahawks, ya se ha demostrado que precisamente éste el tipo de jugador que puede llegar a ser importante para el equipo (Sherman, Thomas, Wilson, Baldwin, etc,). De momento parece ser que están destacando Paul Richardson (WR), Justin Britt (OT), Cassius March (DE) y el UFA Jackson JeffCoat (DE). Personalmente, en el aspecto de los rookies estoy bastante tranquilo. Confío en la magia del dúo Carroll-Schneider y estoy seguro que sabrán sacar partido de estos jugadores.

10.- Nivel de la división
Es una opinión unánime que los Seahawks están encuadrados en la división más dura de la NFL (NFC West) conjuntamente con San Francisco 49ers, Sant Louis Rams y Arizona Cardinals. En un principio el rival a batir es el archienemigo de la bahía de San Francisco, al que ya se le humilló en año pasado en temporada regular en Seattle y al que también se ganó (de forma más disputada) en la final de conferencia. Los Cardinals ya dieron la sorpresa el año pasado colocándose terceros en la división con un gran balance de victorias y derrotas pero que no pudieron colarse en playoffs por la normativa de la NFL. Finalmente, los Rams se han reforzado de manera espectacular en el draft. Para mí ha sido uno de los mejores, cubriendo casi todas las posiciones con grandes nombres. Tienen un gran entrenador y, tirándome a la piscina, yo apostaría por ellos como el gran rival a batir en la división. Perdón, he dicho NFC West? Quería decir NFC Best.

11.- Calendario
No quieres caldo….pues dos tazas. No sólo estamos en la división más dura sino que además tenemos el 6º calendario más complicado de los 32 equipos. A parte de los rivales interdivisonales, nos veremos la caras contra los equipos de la NFC East (Giants, Cowboys, Eagles, Redskins), los de la AFC West (Raiders, Chargers, Chiefs y nuestros “amigos” de Denver) así como los Panthers  y los Packers (estos últimos en un gran partido inaugural en Seattle). 
Es lo que hay. Tampoco nos vamos a llevar las manos en la cabeza. Somos los campeones y hay que demostrarlo contra quien sea y donde sea. Quizás lo que menos me gusta es que tenemos el Bye en la semana 4. Creo que es muy pronto. No ganamos nada con ese descanso y luego nos quedan 13 partidos seguidos del tirón.

12.- 12th man
Cómo no, tenía que acabar este análisis hablando de la afición. Una de las más ruidosas, apasionadas y extrovertidas de la NFL. El Century Link es un auténtico fortín en el que solamente se ha perdido un partido en las dos últimas temporadas. En varias ocasiones se ha batido el record guiness de ruido ambiental en una instalación al aire libre. Este año ya se han vendido la totalidad de entradas para toda la temporada. Increíble. Con esta afición vamos de cabeza a por el segundo anillo.

GO HAWKS!!!

2 comentarios:

  1. Excelente artículo, coincide al 100% en todo lo que mencionas, esperemos que la cabeza guíe correctamente al corazpon y al cuerpo y tendremos una temporada muy Buena. GO HAWKS!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por el comentario. Cuando uno escribe sobre lo que le apasiona todo es más fácil. GO HAWKS!!!

      Eliminar