martes, 30 de diciembre de 2014

Estos sí son mis Seahawks



Hace un par de meses publiqué en este mismo blog un post en el que expresaba mis impresiones e inquietudes con respecto al, según mi opinión, flojo inicio de temporada de los Seahawks. Analizaba los aspectos que me despertaban más dudas y que, en cierto modo, me intranquilizaban aunque también dejaba claro que mi confianza en el equipo era total y que no dudaba de que todo podía mejorar y que la situación era totalmente reversible. Pues bien, a día de hoy ya puedo decir que estos sí que son mis Seahawks y el de todos los 12th man. Tras finalizar una durísima temporada con uno de los calendarios más complicados de la NFL, ya tenemos al equipo de nuevo clasificado para los playoffs y ni más ni menos que con el seed número 1 de la NFC, con lo que todos los encuentros se disputarán el fortín del Century Link Field. Sencillamente, ESPECTACULAR.
La progresión de este equipo a lo largo de la temporada ha sido impresionante. Ahora mismo es, según la gran mayoría de los expertos, el equipo a batir en los playoofs ya que llega en la mejor forma posible, con pocos jugadores lesionados, con un juego totalmente definido y que jugará todos los partidos en uno de los estadios más complicados para el equipo rival.

Yo destacaría, entre otros, los siguientes puntos como claves para entender el porqué estamos donde estamos:

Mentalidad
Para mí es la base y el inicio de todo. La auténtica clave del éxito. Yo no sé qué es lo que hará “tito Carroll” en ese vestuario, pero sea lo que sea es para quitarse el sombrero. A pesar de los rumores que circularon al inicio de temporada tras el trade de Harvin sobre que “no es oro todo lo que reluce” en el vestuario, la verdad es que la mentalidad ganadora de este equipo es impresionante. Las ganas de ganar, el hambre de títulos y la ambición por marcar una época es algo muy remarcable. La verdad es que sería incapaz de nombrar un solo líder o jugador destacable en este aspecto porque son muchos. Sin embargo, nunca me cansaré de ver la actitud y el comportamiento de Earl Thomas jugada tras jugada. Es el claro ejemplo del compromiso de esta plantilla.

Lesiones
Muchas. Como en casi todos los equipos. Lo mejor del caso es que la gran mayoría han sido en el primer tramo de temporada y ahora mismo tenemos a la columna vertebral del equipo prácticamente recuperada y dando muy buenas sensaciones. La mejor recuperación, para mí, es la de Bobby Wagner. Es el ancla de la defensa en su posición de middle linebacker y su aportación en el juego es fundamental tanto por sus actuaciones como por lo que ayuda a mejorar a sus compañeros.

Defensa
Dudas totalmente despejadas. Volvemos a ser la defensa número 1 en juego terrestre y la número 3 en juego aéreo. Y lo que es más importante, la sensación de defensa casi inexpugnable vuelve a estar ahí. Por poner un ejemplo, en los últimos 6 partidos (exceptuando en el de los Eagles) el rival siempre ha estado por debajo de 7 puntos y en 4 de ellos el rival no ha conseguido ningún touchdown. La presión al quarterback vuelve a ser lo importante que fue la temporada pasada. Cliff Avril y Michael Bennet vuelven a estar de dulce en el tramo importante de la temporada. La baja de Mebane en el defensive tackle está bastante bien suplida. La vuelta de Wagner ha consolidado la línea de linebackers donde destacaría especialmente las últimas actuaciones de Bruce Irvin sobre todo en la ayuda al pass rush. El jugador revelación, para mí, ha sido el linebacker K.J. Wright que actualmente es el líder en tackles del equipo. La secundaria vuelve a meter miedo. Byron Maxwell ha ido progresando muy bien y me está sorprendiendo bastante. Por su parte Richard Sherman sigue metiendo miedo y Thomas vuelve a ser el líder de la LOB destacando mucho en el soporte a la carrera y atento a todo y siempre superconcentrado. Destacar la recuperación física de Kam Chancellor que se nota muchísimo y espero que se marque unos playoffs tan espectaculares como los del año pasado.

Rusell Wilson
Mi MVP particular. Ya sé que mucha gente opina que habría que ver a este jugador sin el apoyo del juego de carrera de Lynch y sin la ayuda y tranquilidad que le da la defensa, pero lo que hace este chico es impresionante. No tiene ni el mejor físico ni el mejor brazo, pero creo que tiene la mejor cabeza. Y eso es vital. Esa inteligencia combinada con esa capacidad de moverse fuera del pocket hace que Wilson sea un jugador como pocos y que encaja perfectamente en este equipo. Donde le veo que está creciendo más es en el tema de liderazgo y de tirar del carro en los momentos complicados. Y lo hace como el va a a comprar el pan. De nuevo, aquí no me cabe duda que tito Carroll tiene mucha “culpa”.

Marshawn Lycnh
Que alguien me busque el molde de esté tío que se lo compro y me lo guardo en una caja fuerte y tiro la llave al mar. No hay otro como él. No voy a descubrir nada nuevo de esta bestia parda. Solamente querría comentar lo bien que lo están dosificando ya que su estilo de juego le castiga mucho a nivel físico. El partido que se marcó en la semana 16 contra los Cardinales con sólo 10 carreras para más de 100 yardas y 2 TD (impresionante el segundo al más puro estilo Beast Quake del 2008) es un claro ejemplo. Sus backups, Turbin y Michael,  lo están haciendo muy bien aportando su granito de arena. Y pensar que hay gente que le da mas importancia al hecho que Lynch no hable con la prensa… Como el diría: “thank you for asking”.

Pete Carrol y el staff técnico
Ya he comentado el papel fundamental y básico de Carrol a nivel psicológico, de trabajo en equipo, anímico, etc. A nivel técnico creo que se ha logrado una definición y consolidación del juego de ataque. A principio de temporada parecía que se quería diversificar algo más el juego restando importancia a la carrera para jugar algo más por aire. Creo que el staff se ha dado cuenta que ahora mismo eso no funciona. Hemos vuelto al juego de carrera machacón alternado de forma muy inteligente por los scrambles de Wilson y por pinceladas de juego aéreo basado en big plays donde últimamente se ve a un Baldwin bastante más implicado, al rookie Paul Richardson participando poco a poco y el tight end Luke Wilson demostrando que puede ser una buena vía de escape. No es un juego de ataque espectacular ni de los que engancha al espectador, pero sí que creo que es efectivo y totalmente adecuado a las armas actuales. Y para mí conseguir esto es sinónimo de un buen coaching y de estar haciendo bien las cosas.

Pues nada, en un par de semanas tenemos el primer partido de playoff. Habrá que esperar una semana para saber el equipo al que nos enfrentaremos. La moral a tope y con esperanzas de, paso a paso, poder volver a disputar otra Superbowl.

GO HAWKS!!!

4 comentarios:

  1. Muy buen articulo Pablo.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Pablo por este gran articulo, ha sido un gran descubrimiento este blog para mi que soy un acérrimo de los Seahawks. Que grande es encontrar fanticos de los Seahawks en España y Cataluña. Feliz Año

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar