martes, 3 de mayo de 2016

Análisis draft 2016 Seahawks


Se acabó el draft 2016. Llegó la hora de los análisis. En el caso de los Seahawks, las siete rondas dieron un total de 10 jugadores seleccionados. Antes de pasar al análisis de cada uno de los picks, mis conclusiones más importantes son:

1.- Tras un par de años de drafts oscuros, underadar y poco atractivos para el aficionado,  este año, desde mi punto de vista, hemos asistido a  un proceso de selección más lógico y entendible para los seguidores de los Seahawks. Se han cubierto relativamente bien las posiciones, con algunos jugadores que a priori pueden dar una respuesta más o menos rápida y efectiva y otros con un potencial interesante. Yo le daría una nota de 7 sobre 10.

2.- Tras varios años reforzando la defensa ahora ha tocado reforzar el ataque. Necesario y acertado. Un total de ocho jugadores ofensivos y dos defensivos. La conclusión para mí es clara: vamos a asentar nuestro juego de ataque en la carrera. La selección de tres corredores y diversos hombres de línea más encarados a juego interior, me hace pensar en eso. Lo veo un acierto. Teniendo en cuenta que a  Wilson no se le puede exigir ser una quarterback de juego de pase sostenido y que la línea ofensiva tiene muchos problemas en las tareas de protección, centrar el ataque en el juego terrestre es lo que necesita este equipo. El ser insistente con un juego de carrera machacón y de calidad hará que se pueda aprovechar la mejor cualidad de Wilson: el play action y sus movimientos fuera del pocket. Ahí es donde demuestra su verdadero potencial y donde puede llegar a realizar buenas conexiones con el cuerpo de receptores.

3.- Lo que he echado de menos ha sido reforzar algo la secundaria. La LOB sigue siendo top pero los años no pasan en balde y no hay que dormirse en los laureles. No hemos seleccionado ningún jugador de secundaria. Me hubiera gustado un Strong Safety. Chancellor sigue siendo la referencia pero este año le he visto algo más flojo (especialmente en cobertura). La caída incomprensible de Jeremy Cash (Duke) me hizo pensar que a lo mejor lo seleccionaríamos en rondas bajas o undrafted. No ha sido así, aunque se han seleccionado un par de safeties undrafted que habrá que ver si hacen roster o no. También habría estado bien añadir un OLB teniendo en cuenta que Irvin se ha ido a los Raiders. En este caso, Travis Feeney (Washington) era mi opción favorita en rondas bajas. Por último veía imprescindible seleccionar un QB backup de Wilson. Tarvaris Jackson sólo vale para el “coin toss”. Demasiado arriesgado en caso de que Wilson tenga algún problema. Mi apuesta era Trevone Boykin (TCU). Finalmente no se seleccionó en el draf pero sí como UFA. Es un quarterback del estilo Wilson: gran calidad fuera del pocket, atlético, buen lector del juego, buen ejecutor de read option y gran corredor. Es el que más encaja en nuestro sistema. A principios de año incluso sonó como candidato al mejor jugador de college (trofeo Heisman). La duda radica en sus problemas “off the field”. Carácter conflictivo. Veremos cómo responde en la pretemporada y si al final se queda en el roster.


Analizando cada uno de los 10 picks:

Pick 1 (ronda 1, pick 31 total): Germain Ifedi (OG, Texas A&M) 6’5”, 325 lbs

En un principio fue una elección que me dejó muy frío. Tal y como estaba yendo el draft pensaba que, tras haber hecho el trade down de rigor “marca Schneider”, iríamos a por un DT top (quedaban los mejores por salir). En el caso de ir a por OL mi candidato era Jason Spriggs (LT de Indiana) que era el mejor disponible en su posición y especialista en pass pro. Por lo tanto, lo de Ifedi me dejó más bien descontento (y más a esas horas de la madrugada). Tras una segundo análisis y leyendo las justificaciones del staff técnico creo que puede ser un buen pick. ¿Por qué?. Pues por su versatilitad para jugar por dentro y por fuera y eso gusta mucho a Tom Cable. Entra dentro de los cánones físicos que se piden en Seattle aunque despierta ciertas dudas en su técnica. Parece ser que puede empezar como Right Tackle pudiendo desplazarse al Left Tackle o al Guard en caso de necesidad. Lo más probable es que lo hubiéramos podido conseguir en segunda ronda, pero viendo el siguiente movimiento que hicimos, bien está lo que bien acaba.


Pick 2 (ronda 2, pick 49 total): Jarran Reed (DT, Alabama) 6’3”, 311 lbs

Gran pick. Fenomenal trade up para conseguir a uno de los mejores DT disponibles en ese momento (presumible pick de Falcons de nuestro amigo Dan Quinn, motivo por el que subimos a por él). Uno de los muchos jugadores que este año ha caído más de lo esperado. Referente en el interior del front seven de la formidable defensa de Alabama, Reed es  un auténtico fortín contra la carrera por el interior de la línea. Este año ha conseguido 57 tackles y suena a titular desde el primer día haciendo pareja con el renovado Antyba Rubin y cubriendo la marcha Mebane. El punto débil de este jugador es la poca capacidad de presionar al quarterback. La temporada pasada sólo fue capaz de realizar dos sacks. Por lo tanto estamos hablando más bien de un run stopper.

Pick 3 (ronda 3, pick 90 total): C.J. Prosise (RB, Notre Damne) 6’0”, 220 lbs

Esperaba y deseaba que cayera un RB en tercera. El gran (y único)  Marshawn Lynch se ha retirado y pese al temporadón que hizo el año pasado Rawls (rookie undrafted) el backfield necesita refuerzos sí o sí. Todo indica que Rawls va a volver de su lesión a tiempo y  presumiblemente va a ser el titular. Hay que ver cómo responde en su segundo año. Además hay que tener en cuenta que tiene un historial de lesiones en college que hace que haya que protegerlo con algo de profundidad en el backfield. Ya se vio en año pasado que tras su lesión, el juego de carrera bajó mucho.
En este pick esperaba a otro corredor (Booker o Collins estaban todavía libres). Me sorprendió bastante que fuera Prosise. Se trata de un jugador que empezó como receptor en su trayectoria universitaria acabando como corredor el año pasado. Por lo tanto ofrece una versatilidad que se ha tenido en cuenta para tener un jugador en el backfield que sea capaz tanto de correr como de salir en ruta corta tras recepcionar el balón. Jugador quizás de pocos downs pero que puede aportar variedad en el playbook de ataque, la cual cosa no nos vendrá nada mal.

Pick 4 (ronda 3, pick 94 total): Nick Vannett (TE, Ohio State) 6’6”, 257 lbs

La vuelta de Jimmy Graham tras su lesión es una incógnita. No se sabe muy bien el estado en que volverá. Luke Willson será agente libre en 2017. De esta forma se ha decidido seleccionar a, según palabras de Carroll y Schneider, “el mejor TE bloqueador de esta clase”. Efectivamente, Vannett es un TE de los que les gusta a Carroll, es decir, más bloqueador que receptor. El estilo de Ohio State es similar al nuestro ya que está basado en carrera, read option y play action por lo que se le ha utilizado poco en tareas de recepción aunque no tiene malas manos. Entiendo que puede ser un buen encaje. Además puede liberar a Graham de la labor de bloqueo, aspecto que ha quedado demostrado no ser su fuerte y donde no se siente cómodo. ¿Podríamos ver a Graham más despegado de la línea y moverse a la espalda de los linebackers donde realmente hace daño?. Esperemos que sí. 

Pick 5 (ronda 3, pick 97 total): Rees Odhiambo (OG, Boise State) 6’4”, 314 lbs

A pesar de haber jugado en su universidad siempre como tackle, todo indica que va luchar por un puesto como guard básicamente por cuestión de tamaño. Rápido en el snap, buen equilibrio y movimientos de pies y manos. Despierta ciertas dudas en su durabilidad ya que en las tres últimas temporadas se ha perdido un minino de cuatro partidos por temporada (un total de 14). Una pieza más que añadir a una OL necesitada de refuerzos a todos los niveles, aunque está bastante claro que no formará parte de la primera unidad.

Pick 6 (ronda 5, pick 147 total): Quinton Jefferson (DT, Maryland) 6’4”, 291 lbs

Jugador que va a ayudar a mejorar el pass rush interior que es donde realmente rinde. Tras superar una ACL de hace dos temporadas, este año ha sido capaz de realizar 6’5 sacks y 12,5 tackles para pérdidas de yardas. Gran primer paso, potencia y buena lectura de los bloqueos. Presumiblemente usado en downs de clara presión al QB.


Pick 7 (ronda 5, pick 171 total): Alex Collins (RB, Arkansas) 5’10”, 217 lbs

Hacía tiempo que no pegaba un salto en el sofá como el que di cuando vi en directo este pick. Era el corredor que quería en 3ª ronda y por el que había perdido todas las esperanzas tras seleccionar a Prosise. Lo considero un auténtico robo en quinta ronda. Jugador de potencia y de penetración norte-sur, de los que les gusta el choque. Si supera la línea defensiva tiene una muy buena aceleración en el  segundo nivel. Bueno en los bloqueos aunque deficiente en la recepción. Inevitable que se le compare con Marshawn Lynch ya que es de un perfil similar. Lo veo como un jugador de pocos downs que puede completar un estupendo backfield junto con Rawls, Prosise y el renovado Cristine Michael, siendo el primero de ellos el titular.

Pick 8 (ronda 6, pick 215 total): Joey Hunt (C, TCU) 6’ 0", 295 lbs

La marcha de Unger el año pasado ha dejado huérfana la posición de Center. Por ahí han ido pasando diversos jugadores el año pasado sin resultados positivos. Hunt se incorpora como una nueva pieza a este puzzle, teniendo un perfil puro de Center.

Pick 9 (ronda 7, pick 243 total): Kenny Lawler (WR, California) 6’ 2”, 203 lbs

La posición de receptor no era unas de las necesidades en este draft, pero Lawler es un perfil diferente a los receptores actuales del roster. Altura, buenas manos y gran radio de captura le han hecho uno de los objetivos favoritos en la red zone de Jared Goff (numero 1 del draft). Se trata de un perfil muy específico del cual Wilson puede beneficiarse en situaciones determinadas en zona de anotación.

Pick 10 (ronda 7, pick 247 total): Zac Brooks (RB, Clemson) 6’ 1”, 200 lbs

¿Otro corredor? ¿Pero esto que es?. Aquí ya me estuve un rato riendo. Tres RB en el draft + un mínimo de dos en el roster actual + otro UFA….van a necesitar un vestuario para ellos solos. Realmente un pick difícil de entender. Una lesión en 2015 le ha hecho participar poco y ser un simple backup. Ya veremos qué papel tiene en este gran conglomerado de corredores.


Lo dicho, un draft que me gusta, enfocado hacia un ataque terrestre, apuntalando el interior del front seven y completado con una serie de UFA del que destaco básicamente a Boykin.

Ahora toca ver cómo se integran en el grupo y cómo responden a los entrenamientos y a los partidos de pretemporada. Pero eso….es otra historia.

GO HAWKS !!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario